Graco, el Duarte de Morelos

El día de hoy la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos (CMMC) dio a conocer presuntos actos de corrupción de la administración de Graco Luis Ramírez Garrido.

A través de licitaciones amañadas se ha beneficiado a empresas cuyos dueños forman parte del círculo de amigos del Presidente del PRD en Morelos, Rodrigo Gayosso, quien además es hijastro del gobernador.

En el acta de fallo de la licitación pública número SOP-SSES-DGN-L.P.F.-019/2014 se le asignó la construcción del “Auditorio Cultural Estatal” por un monto de $84,600,000.82 pesos a la empresa Corpotativo Veltomart, S.A. de C.V. cuyo administrador único es César Mendoza Tajonar. Esto pese a que la empresa Desarrolladora en Grupo Retrat, S.A. de C.V. presentó una oferta menor por casi un millón de pesos ($83,623,226.94).

En el acta de fallo de la obra número SOP-SSESO-DGLCOP-L.P.F.-009/2015 se le asignó a la misma empresa, Corporativo Veltomart, S.A. de C.V., la construcción del “Centro de Rehabilitación de Educación Especial (CREE) en el Estado de Morelos” por un monto de $309,744,649.10 Ello a pesar de que la empresa Ingenieros Civiles Asociados, S.A. de C.V. presentó una oferta menor por $298,824,188.89 La empresa ICA, con toda la experiencia nacional e internacional en licitaciones públicas, fue descalificada por las siguientes razones: a) No presentó escrito en formato libre en papel membretado de la empresa, una manifestación en la que indica  que la empresa es de nacionalidad mexicana y que está constituida bajo las leyes de este país, b) No presentó escrito en formato libre en papel membretado de la empresa, una protesta en la que asegure que el firmante tiene facultades suficientes para comprometerse por sí o por su representada, c) No presentó escrito en formato libre en papel membretado de la empresa una manifestación en la que acepta las sanciones del artículo 47 de la ley (no dice cuál), en caso de no firmar contrato por causas imputables al mismo, entre otras causales del mismo tipo.

Cabe destacar que estos contratos han sido asignados a pesar del reiterado incumplimiento de la empresa Corpotativo Veltomart, S.A. de C.V. En la cláusula tercera del contrato SOP-SSES-DGN-L.P.F.-019/2014 se compromete el contratista a ejecutar las obras objeto del contrato en un plazo de 360 días naturales, que vencieron el 3 de diciembre de 2015 y aún se encuentra inconclusa la obra. Lo mismo ocurre con el contrato SOS-SSESO-DGLOP-L.P.F.-009/2015 en la que se establece el mismo plazo en la cláusula tercera y la obra no ha sido terminada.

La representante legal de Corporativo Veltomart, S.A. de C.V es la C.P. Mónica Inés Casillas Araño, quien tiene un hermano de nombre Emmanuel Casillas Araño y que a su vez es representante legal de  GRUPO QUINVA, S.A. de C.V. y/o GRUPO FAE DEL CENTRO, S.A. de C.V. Empresa que ha sido beneficiada con los siguientes contratos de obra pública:SOP-SSES-DGN-L.P.F.-017/2014 por un monto de $9,536,213.91, SOS-SSES-DGN-A.D.-181/2014 por un monto de $2,947,560.00, SOP-SSES-DGN-I.R.-022/2013 por un monto de $2,946,795.39, SOP-SSES-DGN-I.R.-024 por un monto de $5,989,907.35, SOP-SSES-DGN-I.R.-087/2014 por un monto de $1,901,708.84 y SOP-SESS-DGN-A.D.-016/2014 por un monto de $954,100.00

Y así sigue la danza de los millones para los beneficiarios de la llamada “Cofradía del Marymount”, amigos de la infancia del hijastro del gobernador que han visto su fortuna sonreír por la corrupción imperante en el Estado de Morelos.

(Quien escribe estas líneas no tiene participación en ninguna de las empresas licitantes, ni participó en ninguna de dichas licitaciones)

Trump en México

Cuando estudiaba relaciones internacionales en el ITAM, Bill Richardson fue a dar una amena plática.  En 1992, George H.W. Bush buscaba la reelección y el candidato demócrata, Bill Clinton, envió a Bill Richardson a hablar con el Presidente de México. Llegó el enviado con el todopoderoso Carlos Salinas de Gortari y sin mayor protocolo le dijo: “No seas pendejo, deja de apoyar a Bush”. Y es que era evidente que Clinton ganaría la presidencia de los Estados Unidos de América y el entonces Presidente de México apoyaba al amigo de México.

Me parece que la señora Hillary Clinton tendría que buscar los buenos oficios de Richardson para volver a  hablar con el actual Presidente de México. Y es que la visita de Donald Trump a México sólo ayudó al candidato republicano. Con la visita, Trump buscaba verse “presidenciable” y demostrar que podía tratar con los líderes de otros países sin gritos ni aspavientos. Lo logró.

¿Qué consiguió Peña Nieto? El enojo de la candidata demócrata y más probable Presidente de los Estados Unidos de América, Hillary Clinton.  Desde que se conoció la sorpresiva visita del candidato republicano, Hillary Clinton lanzó una campaña en redes sociales para recordarle a los mexicanos todo lo que ha dicho Trump sobre ellos; que traen drogas, que traen criminalidad y que son violadores (no de leyes, sino de mujeres).

El Presidente Enrique Peña Nieto también logró humillar a los mexicanos, pues hizo que Trump viniera a México a decir lo mismo que ha dicho en los Estados Unidos de América; que va a construir un muro y que México tendría que reconocer su derecho a ello.

Sobre la visita de Trump, Enrique Krauze recordó al Primer Ministro británico Neville Chamberlain, quien ante la invasión alemana a Checoslovaquia buscó a Hitler para resolver la crisis. El resultado fue que Chamberlain aceptó la anexión del territorio de Checoslovaquia supuestamente habitado por alemanes.  Krauze concluyó: “a los tiranos no se les apacigua, a los tiranos se les confronta”.

La política exterior del Presidente Peña Nieto es de una candidez foxiana. Ante los primeros embates de Trump en contra de los mexicanos, el expresidente Vicente Fox trató de invitar a Donald Trump a México para que se convenciera de que los mexicanos somos bien trabajadores y honestos. Como si así de sencillas fueran las cosas. Fox terminó como el payaso de las cachetadas, disculpándose con Trump por su atrevimiento.

Como dijo Henry-Louis Mencken; “Para todo problema humano hay siempre una solución fácil, clara, plausible y equivocada.” Fue una equivocación haber invitado a Trump a México. Comparto la opinión de Miguel Carbonell, quien asegura que para eso está la diplomacia mexicana; para establecer contactos de segundo y tercer nivel con los equipos de ambos candidatos para buscar el acercamiento de las posiciones, sin comprometerse demasiado.  Y no, con un encuentro de primer nivel y menos con quien quiere causarle un perjuicio a once millones de mexicanos expulsándolos de los Estados Unidos de América. Pobre México, tan lejos del sentido común y tan cerca de Trump.

 

La nueva normalidad

El 22 de julio de 2016, el diario Excelsior publicó una nota titulada”Hallan cuerpo de un hombre descuartizado en Cuernavaca” y la nota reportó el  hallazgo de tres bolsas negras y una mochila azul. De una de las bolsas salía el brazo de una persona y los testigos denunciaron el macabro hallazgo a la policía.

El 11 de julio de 2016, el diario El Financiero publicó una nota titulada “Empresaria de Cuernavaca se niega a pagar “derecho de piso” y la ejecutan”. La nota de Jesús Castillo dio cuenta del asesinato de la chef Elvira Santillana en el momento en que circulaba por debajo del famoso puente “de los colgados” (porque ahí amanecían colgados los cuerpos de los ejecutados por la delincuencia organizada).

El 1 de julio de 2016, el diario La Unión de Morelos publicó una nota titulada “Asesinan a dos hombres a balazos en la colonia Antonio Barona” y la nota informó del reporte a las 15:30 horas que recibió la policía sobre la ejecución de dos hombres que caminaban en una de las calles más transitadas de la colonia Antonio Barona.

Pese a todos estos incidentes, más los que se escuchan de los municipios conurbados, Cuauhtémoc Blanco, presidente municipal de Cuernavaca, consideró que la violencia de la ciudad era normal. En entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva dijo:

“Hay como todos los estados, como toda la Ciudad de México, la verdad que hay asaltos, eso es en México y en todo el mundo son normales, bueno en algunas partes no, pero yo en lo personal estoy preocupado por eso, porque eso me lo pidieron en campaña, pero ahora no es decisión mía, es decisión del Mando Único”

Sobre el secuestro de tres meses y la mutilación de una señora de la que dio cuenta esta nota de la Agencia de Noticias Morelos , Cuauhtémoc Blanco dijo:

“para nada, si estuviera enterado yo te lo diría, pero no ha pasado eso, el día que pase eso me lo van a informar, tenemos que poner cartas en el asunto”.

¿Quién le tendría que informar al presidente municipal de estos delitos? Cuauhtémoc Blanco nombró al abogado de la banda “Guerreros Unidos” como asesor jurídico del Ayuntamiento de Cuernavaca. De acuerdo con esta nota de Sur Digital, Guillermo Arroyo Cruz, se acreditó como defensor de los integrantes de la familia Pineda Villa, líderes del grupo denominado “Guerreros Unidos”. Cuauhtémoc Blanco puso al zorro a cuidar a las gallinas.

Los descuartizados, las ejecuciones y los secuestros son la nueva normalidad de la otrora ciudad de la eterna primavera.  La estrategia que sigue el presidente municipal de Cuernavaca es la misma que la de Graco; negar todo. El antecedente de esta entrevista fue la entrevista del mismo Ciro Gómez Leyva a Graco Ramírez, en la que el gobernador negó todo, a pesar de que el comunicador y el entrevistado sabían de lo que estaban hablando. El gobernador aseguró que “ni Obama tiene una ciudad que no tenga hechos de violencia”. Y así, tan tan, se justifica la ineptitud de quien prometió acabar con la violencia en la entidad en 18 meses.

De acuerdo con el conductor de la revista de noticias “El Txoro Matutino“, Juan José Arrese, los hermanos Julio y Roberto Yañez llevaron a Cuauhtémoc Blanco a la candidatura del PSD. Para la campaña, los hermanos Yañez se endeudaron y prometieron pagar con el botín del Ayuntamiento. Ahora que los hermanos Yañez se han visto desplazados de los turbios negocios en el Ayuntamiento, el mismo Juan José Arrese recomendó a Juan Manuel Saenz Rivero, manager de Cuauhtémoc Blanco; “arreglar sus diferencias con el gobernador”. Y así lo hicieron.

El 19 de julio de 2016, Cuauhtémoc Blanco y Juan Manuel Saenz Rivero acompañaron a Graco Ramírez al partido entre el “Zacatepec Siglo XXI” y la Selección Olímpica. En la “Crónica de una visita al estadio “Coruco Díaz” en la que el gobernador quiso pasar inadvertido” publicada por Periodismo Sin Censura,  Jesús Castillo narra como un aficionado gritó: “¡Gracooooooooooo!” Y cuando el gobernado volteó sonriente para agradecer el gesto, el aficionado replicó “¡Chinga tu madreeeeeeee!” Y el gobernador contestó la deferencia con otra mentada de madre, para inmediatamente ponerse a salvo de mayores recordatorios a su señora madre.

Cuauhtémoc Blanco, al renunciar al partido que lo llevó a la alcaldía,  dijo: “No pertenezco a ningún partido político, soy ciudadano y mi partido es Cuernavaca” (fuente: Diario a.m.). Pero Cuauhtémoc Blanco, al aliarse con el gobernador Graco Ramírez , se ha puesto en contra de la ciudadanía. Y a los ciudadanos, ante el resquebrajamiento de las instituciones como el Congreso del Estado o la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, sólo nos queda el recurso retórico de la mentada de madre. Como dijo María Félix en la película “La Generala” cuando las adelitas le reportaron que se les habían terminado las municiones: “¡Pues miéntenles la madre, que eso también duele!”

 

 

Prestadores de servicio de certificación

En el marco de los festejos por el 25 aniversario de la Universidad La Salle Cuernavaca, asistí a una conferencia denominada “Derechos Humanos en Internet”. La ponente, Anahiby Anyel Becerril Gil, mencionó entre otras figuras la del testamento electrónico y afirmó que varios notarios públicos estaban registrados como prestadores de servicios de certificación (en adelante PSC). Dudaba que tal afirmación fuera cierta, pues en la tesis doctoral analicé el tema de los PSC y en aquél momento me cuestionaba sobre las razones por las cuales los notarios públicos que tienen una facultad que la ley les otorga y deciden motu proprio no ejercerla.  El artículo 100 del Código de Comercio establece:

Artículo 100.- Podrán ser Prestadores de Servicios de Certificación, previa acreditación ante la Secretaría: I. Los notarios públicos y corredores públicos; II. Las personas morales de carácter privado, y III. Las instituciones públicas, conforme a las leyes que les son aplicables.

A través de la solicitud de información 1000067616 pregunté a la Secretaría de Economía sobre el número de notarios públicos y la entidad a la que pertenecían que hubieran solicitado ser PSC bajo el artículo 100 del Código de Comercio. Aquí la respuesta:

En atención a la solicitud y derivado de la búsqueda realizada en los archivos que obran en la Dirección General de Normatividad Mercantil, le informo que en nuestros registros no obra constancia alguna de la existencia de Notarios Públicos acreditados como Prestadores de Servicios de Certificación, de conformidad con la fracción I del artículo 100 del Código de Comercio.

 

Trump

En el texto “Heidegger en autobiografía filosófica de Karl Jaspers” contenido en la revista Estudios número 109, Karl Jaspers le cuestiona a Heidegger cómo podría gobernar Alemania un hombre tan inculto como Hitler. Heidegger le contestó: “La cultura es completamente indiferente” y luego remató: “¡Sólo mire sus maravillosas manos!”.

El sábado pasado asistí a un panel sobre las elecciones en los Estados Unidos en el ITAM. Michael Layton, miembro del panel, citó la novela titulada It can´t happen here de Sinclair Lewis, publicada en 1935. La novela trata sobre el ascenso de un senador ficticio llamado Berzelius “Buzz” Windrip, quien promete una gran reforma económica y social, al tiempo que promueve un retorno al patriotismo y a los valores tradicionales (del tipo “Make America Great Again!” de Trump). Cuando  Windrip llega al poder, impone  un régimen plutocrático y totalitario ayudado por la fuerza paramilitar de los llamados “Minute Men”, de manera análoga a la de  Adolf Hitler y la SS.

Los disidentes son encarcelados y los que logran escapar se van a Canadá. Existe un paralelismo interesante con la novela, pues hoy se promueve la isla canadiense Cape Breton como destino en caso de que Trump gane la presidencia (Cape Breton if Donald Trump Wins). A pesar de las medidas dictatoriales de Windrip, la mayoría de los estadounidenses las aprueba como una forma dolorosa, pero necesaria para restaurar el poder de los Estados Unidos. Cuando Windrip pierde impulso, decide lanzar una invasión a México y así reactivar el patriotismo.

Insistentemente se ha dicho que no hay que preocuparse, que Donald Trump sólo juega un papel para ganar  la presidencia, pero que luego se va a comportar. En un artículo titulado “Donald Trump Means What He Says” y publicado en The New Yorker, Benjamin Wallace-Wells  argumenta, por el contrario, que ese es el verdadero Donald Trump. En la demanda por fraude contra la Trump University, Donald Trump descalificó al juez Gonzalo Curiel por ser hijo de inmigrantes mexicanos. Según él, el juez se debe excusar de conocer la demanda por el muro que Trump propuso en la frontera con México. A pesar de que el juez nació en Indianápolis; para Trump, es mexicano. Jake Tapper, en una entrevista para CNN, le cuestionó si esa no era la definición de racismo y Trump afirmó que había sido claro en lo que quiso decir. Al periodista John Dickerson, Trump le dijo que tampoco los musulmanes podrían ser imparciales.

Donald Trump es un candidato xenófobo y racista, y lo insólito es que los líderes republicanos lo respalden. En una editorial del diario The New York Times titulada “Dump the G.O.P. for a Grand New Party“, Thomas L. Friedman dice que si se pudiera declarar la bancarrota moral, el partido republicano ya estaría en quiebra. El partido republicano es a la política lo que la Trump University es a la educación; “una empresa éticamente cuestionada que se  enriquece y se perpetúa por la pretensión de representar  principios reales o una propuesta de valor realmente relevante, y en su lugar  reproduce  la ignorancia y los temores del público.”

Donald Trump es hijo de  Friedrich Drumpf (alemán) y  Mary MacLeod (escocesa), pero se considera a sí mismo más americano que Mickey Mouse. Cuando Trump habla de inmigrantes, quiere decir mexicanos. Y, como en el caso del juez Curiel, esto incluye a los americanos hijos de mexicanos (debería leer el caso Korematsu vs. United States). Pero estamos hablando de Trump, que en palabras de  Thomas L. Friedman ; “es totalmente ignorante de la política, no ha hecho los deberes, se involucró en ataques racistas contra un juez, se ha burlado de un reportero con incapacidad, ha impugnado a toda una comunidad religiosa y ha arrojado sobre la pared propuestas ignorantes; abandonar a los aliados a la vía nuclear y  anular los tratados comerciales, las reglas de la guerra y los tratados nucleares en formas altamente desestabilizadoras si gana.”

No hay que pasar por alto el hecho de que Trump ganó la candidatura del partido republicano porque amplios sectores del electorado se identifican con él (hijo de inmigrantes que se vuelve millonario). Tal vez los Estados Unidos se convirtieron en lo que la película Idiocracy criticaba; una cultura  anti intelectual, consumista, enajenada por el marketing, insensible al medio ambiente, dominada por las grandes corporaciones y obesa por la comida chatarra. Los inteligentes dejan de reproducirse, mientras que los idiotas se reproducen como conejos. Esta mayoría silenciosa podría hacer presidente a Trump. La realidad supera a la fantasía.

 

 

Ley de Participación Ciudadana del Estado de Morelos

El caso de la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Morelos es un ejemplo que me gusta utilizar en clase, porque es una Ley que ha estado vigente desde el 1 de enero de 2001 y no ha sido eficaz ni un sólo día.

Recientemente el Congreso del Estado decidió derogar la revocación del mandato del artículo 19-Bis de la Constitución del Estado Libre y Soberano de Morelos para complacer al dictadorzuelo Graco Ramírez.

La Universidad Autónoma del Estado de Morelos emitió un Comunicado con fecha 20 de mayo de 2016 en el que manifiesta su postura:

Contraviniendo esos acuerdos, el miércoles 18 de mayo de 2016, el Congreso local aprobó una reforma constitucional que cancela cualquier vía de democracia directa, pues desaparece el Consejo de Participación Ciudadana, acota los mecanismos de participación a tiempos electorales, deroga la revocación del mandato y somete la participación ciudadana al control de las partidocracias.

El mismo comunicado hace un recuento de los acontecimientos y de la lucha histórica del pueblo que desembocó en la inclusión de las figuras de la democracia directa como los son el plebiscito, el referéndum, la iniciativa popular  y la revocación del mandato en la Constitución local.

Producto de esas luchas, el Congreso de Morelos aprobó, en el año 2000, la Ley de Participación Ciudadana que garantizaba el plebiscito, el referéndum, la iniciativa popular y la revocación de mandato como expresiones de las libertades democráticas buscadas desde el 68. Sin embargo, el autoritarismo, esta vez no sólo del PRI, sino de las partidocracias que se enquistaron en el Estado y tienen secuestrada la democracia, la volvieron inoperante e impidieron su aplicación práctica.

Si los diputados locales no fueran tan ignorantes como su Presidente Francisco Moreno Merino, se hubieran dado cuenta de que estaban transgrediendo la Constitución federal, que en el tercer párrafo del  artículo 1 establece:

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la Ley.

El principio de progresividad implica que los derechos humanos se pueden ampliar todo lo que se quiera, pero también implica una prohibición a la regresividad; no se puede retroceder ni un ápice. Siendo los derechos políticos parte de los derechos humanos, la Constitución federal no permite este tipo de retrocesos. El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos  está obligado moral y jurídicamente a interponer la acción de inconstitucionalidad de acuerdo con la fracción II del artículo 105 de la Constitución federal. De no hacerlo, además de incumplir con sus obligaciones con la sociedad, los ciudadanos tendremos que recurrir al Juicio de  Amparo  para salvaguardar nuestros derechos.

La contradicción de Castañeda

Debo decir que coincido con el planteamiento de Jorge Castañeda, quien en el artículo “Por una candidatura independiente única” publicado en la revista Nexos dice:

Estoy más convencido que nunca de que hoy, en México, una candidatura sin partido a la presidencia de la República es una condición indispensable, aunque no suficiente, para consumar los cambios que requiere el país. La exterioridad al sistema, a la partidocracia, a las redes de complicidad, corrupción o pasividad ante la corrupción, a las omisiones y comisiones en materia de derechos humanos, a la aceptación tácita o abierta de la impunidad, es un requisito imprescindible para avanzar en estos frentes. Avanzar en ellos, a su vez, representa un imperativo para crecer, distribuir, educar y proteger.

Por otra parte en su libro “Sólo así: Por una agenda ciudadana independiente” afirma que:

La corrupción política y la impunidad criminal son los grandes surtidores del descontento mexicano.

Y más adelante dice:

Hoy en México la corrupción agobia, indigna o deprime a los estamentos modernizados de la sociedad. Ciertamente, los sectores tradicionales y de menores ingresos padecen más los estragos de la corrupción que los pertenecientes  a la sociedad globalizada, al enfrentarse a sus efectos todos los días, en todas partes.

Es decir, los funcionarios públicos desvían los recursos impunemente y otros voltean al otro lado, previo pago de prebendas, para facilitarles su cometido. En otro artículo, éste de Patrick Iber, titulado “Las dos izquierdas de Jorge Castañeda” el autor critica la propuesta de Castañeda y dice:

Sin embargo, él insiste en que hay ideas no revolucionarias, como un impuesto a la herencia, que se debe implementar antes de perder la esperanza.

¿Cómo puede Castañeda proponer mayores impuestos cuando él mismo reconoce que los funcionarios públicos los desvían?

Gabriel Zaid, en su obra “El progreso improductivo”, argumenta:

Aumentar los impuestos aumenta la desigualdad, porque el dinero no va a dar a los pobres sino a la población piramidada (funcionarios, empleados, contratistas, proveedores, universidades) ocupada en ofrecer satisfactores que corresponden a un modelo no generalizable.

Aumentar los impuestos sin eliminar la corrupción es como querer apagar el fuego con gasolina. La forma de distribuir el impuesto a la herencia sólo alimentará a la estructura que se beneficia del statu quo. Zaid dice:

La pretendida ayuda a la población más pobre, por medio de la transferencia de servicios en especie, ni llega a esta población (a menos que se mueva a las pirámides) ni corresponde a sus necesidades: consiste en ampliar la oferta de servicios costosos, dando empleo burocrático, institucional, académico, a la clase media urbana, y sobre todo a la universitaria, que es la que más partido le saca a los problemas nacionales para aumentar la venta de sus servicios. (También servicios de crítica como este libro.)

Es decir, antes de plantear subir los impuestos para distribuir la riqueza que terminaría en las bolsas de funcionarios, burócratas y académicos (los estamentos modernizados de la sociedad o la sociedad globalizada), primero debería acabar con la impunidad y la corrupción, establecer el salario mínimo universal y luego, pensar en aumentar los impuestos.

El teorema de Coase y la contaminación

En la revista de la escuela de derecho de la Universidad de Chicago, Richard Posner publicó en 1970 un comentario al libro de Guido Calabresi; “The cost of Accidents: A Legal and Economic Analysis”. De acuerdo con Posner, Calabresi hace una no muy clara distinción entre disuasión general (general deterrence) o la solución de mercado y la disuasión colectiva (collective deterrence).

Calebresi sostiene que la legislación o las políticas sobre accidentes automovilísticos deben ser llevados a un nivel socialmente aceptable. Se podrían eliminar los accidentes, prohibiendo los vehículos, pero el costo sería demasiado alto.

Para solucionar los costos secundarios (entendidos como la falta de compensación a las víctimas de los accidentes) se podría obligar a los automovilistas a tener una póliza de seguro. Sin las pólizas de seguro, aumentan los costos primarios (las lesiones y daños materiales) así como los secundarios. Aún así hay detractores que argumentan que aún con las pólizas de seguro no se compensan adecuadamente otro tipo de daños, como el psicológico.

La disuasión general o la solución de mercado propone una situación en la que los accidentes no cuentan con una regulación gubernamental. Entonces el nivel de los accidentes es determinado por arreglos voluntarios entre los participantes. Pero en ese caso, los costos de la negociación pueden ser prohibitivos; no se puede reunir a todos los peatones para negociar  con todos los conductores. El truco es asignar los costos al participante que pueda reducir los costos netos o aumentar los beneficios, es decir; al conductor. Por esa razón el peatón es primero y en caso de accidente, el conductor es culpable. El resultado de este tipo de medida puede ser que los fabricantes de autos los fabriquen para que circulen a menos de 50 km/hr como una medida más económica que la de construir puentes peatonales.

¿Entonces los participantes en los viajes aéreos pueden negociar sus niveles de accidentes? Calebresi argumenta que no porque los individuos no calculan bien los niveles de riesgo. Aunque Posner argumenta que hay filósofos que aseguran lo contrario; que los seres humanos somos adversos al riesgo.

El mejor ejemplo para distinguir entre la disuasión general y la colectiva que se me ocurre lo es la autopista urbana sobre el periférico en la ciudad de México. Hay una parte que es privada, que contiene límites de velocidad, pero que estos no son respetados. Hay otra parte que es pública, con sensores de velocidad que permite fotografiar a los infractores. La primera corresponde a la disuasión general o solución de mercado, la segunda, a la disuasión colectiva. En la disuasión colectiva, el gobierno decide que el infractor debe pagar una multa o ser encarcelado sobre únicamente pagar los daños que pudiera ocasionar.

En Cuernavaca hubo un lamentable caso del nieto de un eminente jurista que totalmente alcoholizado mató con su vehículo a otro joven estudiante. El jurista resultó más influyente que eminente y logró que su nieto no pisara la cárcel y sólo se pagara una compensación por los daños. Este resultado no es socialmente aceptable, pues pone un precio a la justicia y ésta debería estar por encima de cualquier negociación.

Calebresi concluye que un sistema mixto sería deseable, aunque no dice en que proporción porque utiliza, a decir de Posner, una mezcla de cuestionamientos empíricos y políticos. Calebresi cuestiona el sistema de culpa (fault system) que asigna los costos al negligente porque falla a la hora de reducir los costos secundarios, por ejemplo; cuando el seguro sólo paga después de un largo juicio. Pero Calebresi, dice Posner, tampoco propone ningún sistema alterno.

Aún así, una solución de mercado es poco eficiente, pues de acuerdo a lo postulado; los conductores con mal historial de accidentes o pocos prevenidos deberían pagar primas de seguro más altas que los conductores prevenidos, así se radicarían los costos de los accidentes más eficientemente. Pero en México, todos pagan primas altas independientemente del riesgo, los conductores precavidos pagan las fallas de los poco precavidos.

Ahora, si se cambia la variable de accidentes por contaminación, se obtiene una explicación de lo que sucede en la ciudad de México. Para el problema de la contaminación, hay una solución de mercado (disuasión general); que pague más el que contamine más. Se podría cobrar por transitar en ciertas áreas, el centro o Masarik, por ejemplo. Cobrarle más a los vehículos más contaminantes,  hasta alcanzar niveles óptimos de contaminación. Pero hay varios obstáculos que impiden llegar a una solución óptima.

En la ciudad de México circulan 1.7 millones de vehículos que no cumplen con la norma ambiental y que han obtenido sus engomados a través de la corrupción. Tampoco hay ningún esquema para cobrarle más a los vehículos más contaminantes. Por lo que se impone una solución de disuasión colectiva: detener al cuarenta por ciento de los vehículos cuando los índices de contaminación alcanzan cierto nivel.

El teorema de Coase sostiene que  en un mercado en que los costos de transacción son bajos o inexistentes y en el que los derechos de propiedad establecidos en los fallos judiciales no permiten una solución económica suficiente, se producirá necesariamente una reasignación de estos derechos hacia aquellos que los valoran más, aunque los tribunales fallen en contra de éstos. En otras palabras, se puede llegar a la solución de mercado a través del derecho. Por ejemplo; los que quieren contaminar tendrían que indemnizar a quienes resulten afectados llegando a una situación en la que se decide entre contaminación y salud o qué tanta contaminación producir y a qué costo (social).

Si una fábrica debe instalar filtros al costo de 100, pero la multa es de 90, pagará la multa para seguir contaminando. Pero si los afectados cobran 200 por respirar su contaminación, lo más seguro es que la fábrica instale sus filtros. De nueva cuenta nos enfrentamos a altos costos de negociación, por lo que se impone la disuasión colectiva.

(Sobre este tema se puede leer más aquí).

Purple rain

De acuerdo con el diario ABC.es, el cantante Prince fue hallado muerto en su casa de Minnesota. El 18 de enero de 1991 asistí a su concierto en el estadio Maracaná como parte del festival Rock & Rio II. Recuerdo que me caía de sueño porque habíamos llegado a Río de Janeiro en la misma fecha en un vuelo larguísimo que hacía escala en Manaos. Fue un concierto memorable. Ese día, Prince cerró la jornada de conciertos que incluyó las presentaciones de Jimmy Cliff, Colin Hay y Joe Cocker.

La defensa del aborto

En el texto “Defensa del Aborto” de J.J.Thompson, contenido en la obra La filosofía del Derecho, el autor hace una interesante disertación sobre cuándo el aborto es lícito y cuándo es ilícito, que es distinta a la posición que se opone al aborto bajo cualquier circunstancia.

Retomando el hipotético caso en el que una persona es secuestrada para ser conectada a un importante violinista y así salvarle la vida, que es una analogía entre el nasciturus y la madre, si esa persona le desconecta, porque en principio tiene un derecho sobre el propio cuerpo y como consecuencia de su acto el violinista muere, no es culpable de la muerte de éste, pues el violinista no tiene un derecho sobre el cuerpo de la otra persona.

El autor define a “la opinión externa” como aquella que establece que el aborto es ilícito aún cuando está en peligro la vida de la madre. Supongamos que el estar conectado al violinista representa someter a sus riñones a una mayor tensión y por lo tanto pone en riesgo la propia vida.

Si hay algo absolutamente cierto es que usted no cometería asesinato, no haría nada ilícito, si se volviera para atrás y se desconectase del violinista para salvar la vida.

El trasfondo de la discusión sobre el aborto es el derecho a la vida.

Porque ahora deberíamos, por fin, preguntar qué representa tener derecho a la vida. Según  algunas opiniones, éste comprende el derecho a recibir al menos lo mínimo indispensable para sobrevivir. Supongamos, empero, que lo que de hecho es el mínimo imprescindible que un hombre requiere para sobrevivir es algo que no tiene derecho a recibir.

El autor pone de ejemplo, una persona enferma que sólo podría salvar la vida si Henry Fonda coloca la mano sobre su ardorosa frente. Sería deseable que Henry Fonda tocara la frente del moribundo para salvarle la vida, pero éste no tiene ningún derecho a que lo haga.

Algunas personas definen el derecho a la vida de modo más estricto. En su opinión, este no incluye el derecho a recibir algo, sino que constituye únicamente el derecho a que nadie atente contra la propia vida; pero en relación con esto surge una dificultad.

La dificultad radica que en el caso del violinista deben abstenerse de degollarle, de disparar contra él y hasta de desconectarlo de usted, pero ¿tiene el derecho para exigir no ser desconectado de usted?

Lo que pretendo demostrar es únicamente que tal derecho no garantiza ni el recibir en uso el cuerpo de otra persona ni tampoco el de ser autorizado a  usarlo de modo ininterrumpido, aunque el interesado lo necesite para vivir.

J.J.Thompson define el derecho a la vida, como un derecho a no ser privado de ella injustamente.

Una salvedad que puede hacerse en este punto es la siguiente: el derecho a la vida no consiste propiamente en el derecho de una persona a no ser privada de la vida, sino más bien en el derecho a que no le maten injustamente.

Los ejemplos que utiliza el autor no tienen desperdicio. Si a dos hermanos se les regala una caja de bombones con chocolate, ambos tienen derecho a ella. Si el hermano mayor toma todos para él, actúa injustamente con el menor, pues también tiene derecho a ella. Si la caja de bombones es dada a uno solo de ellos, y no comparte los bombones, podrá ser tacaño o envidioso, pero no actúa injustamente. Lo mismo ocurre con el nasciturus, la madre podrá ser egoísta, pero no actúa injustamente.

Supongo que podemos tomar como dato que, en caso de embarazo debido a violación, la madre no ha dado al nasciturus derecho a utilizar su cuerpo para su sustento y abrigo.

Otro argumento cuestiona el derecho de nasciturus a ocupar el cuerpo de la madre. Se ha tratado el caso en que la vida de la madre está en peligro, pero qué ocurre si el embarazo es producto de una relación consensuada y el nasciturus tiene derecho a compartir el cuerpo de la mamá.

Me parece que con el argumento al que apuntamos puede demostrarse a lo sumo que se dan algunos casos en que el nasciturus tiene derecho a usar el cuerpo de su madre y, por tanto, algunos casos en los que el aborto constituye una muerte injustificada.

Aunque la postura del autor no queda muy clara en los casos en que considera al aborto como una muerte injustificada. Es decir, deja muy en claro que si la madre aborta al nasciturus para irse de viaje es una muerte injustificada, pero en el caso del embarazo voluntario no queda claro pues pone el ejemplo de la ventana. Usted deja su ventana voluntariamente abierta y como consecuencia entra el polen y nace una planta dentro de su casa. Aunque usted hubiera utilizado una pantalla de la mejor calidad, siempre existe la posibilidad de que entre una semilla y eche raíces en su casa. ¿Tiene derecho la planta a establecerse en su casa? El autor piensa que evidentemente no.